Llámanos gratis
chevron_leftVolver

Hoy en día, muchas de las tareas diarias se realizan a través de Internet con lo que se va dejando una huella digital que, si no se tiene cuidado, puede comprometer la seguridad del usuario en Internet. Para lograr un entorno más seguro en la red, compartimos 5 consejos de fácil aplicación que podrás poner en práctica en un momento. ¡Adelante! 

 

 


 

6 consejos para un entorno seguro en Internet

 

1. Instala un antivirus y mantenlo actualizado

 

Como muchos usuarios ya conocen, un antivirus eficaz protege contra todo tipo de software malicioso. Ahora bien, la teoría nos dice que una vez configurado el antivirus se deja que funcione en segundo plano y no hace falta prestarle más atención. En la práctica, es indispensable revisar cada cierto tiempo que todo funcione bien. Para ello solo tienes que clicar en su icono y comprobar que todo funcione correctamente o, si fuera el caso, realizar las actualizaciones necesarias o seguir las instrucciones indicadas para que funcione de diez.



 

2. No utilices siempre la misma contraseña 

 

Una de las formas más fáciles de que los hackers roben información es obtener un lote de combinaciones de nombre de usuario y contraseña (por ejemplo pirateando un proveedor de correo electrónico) y probar esas mismas combinaciones en otros lugares como páginas bancarias o en las principales tiendas online. La mejor manera de evitar que una filtración de datos tenga un efecto dominó es utilizar una contraseña fuerte y única para cada una de tus cuentas online.

 

Para ello, puedes optar por utilizar un gestor de contraseñas. Hay varias opciones gratuitas que te asegurarán contraseñas fuertes y seguras y lo mejor, que no tendrás que memorizar. Basta con conocer la contraseña de acceso al gestor, ¡y listo! 


 

3. Utiliza diferentes direcciones de correo electrónico para diferentes tipos de cuentas

 

Relacionado con el punto anterior, utilizar diferentes direcciones de correo electrónico para distintos fines ayuda a mantener separadas las identidades en línea que están asociadas a ellas. Por ejemplo, si un correo electrónico de phishing que dice ser de tu banco llega a la cuenta que utilizas para las redes sociales, tendrás la garantía de que es falso.

 

Puedes considerar la posibilidad de mantener una dirección de correo electrónico dedicada a registrarte en aplicaciones que quieres probar pero que podrían tener una seguridad dudosa, o que podrían enviarte spam con mensajes promocionales. Una vez hayas examinado un servicio o una aplicación y estés conforme, te registras con una de tus cuentas de correo electrónico permanentes. ¡Nada complicado! 


 

4. Consigue y utiliza una VPN o red privada virtual

 

Cada vez que te conectes a Internet utilizando una red Wi-Fi pública o que no sea de tu propiedad, se recomienda utilizar una red privada virtual también conocida como VPN. Digamos que vas a una cafetería y te conectas a una red Wi-Fi gratuita. No sabes nada sobre la seguridad de esa conexión. Es posible que otra persona en esa red, sin que usted lo sepa, pueda empezar a mirar o robar los archivos y datos enviados desde su portátil o dispositivo móvil. El propietario del punto de acceso podría ser un delincuente, que husmea los secretos de todas las conexiones Wi-Fi. Una VPN encripta tu tráfico de Internet, dirigiéndolo a través de un servidor propiedad de la empresa VPN. Eso significa que nadie, ni siquiera el propietario de la red Wi-Fi gratuita, puede husmear en tus datos.


 

5. Borra frecuentemente tu caché

 

Nunca subestimes lo mucho que la caché de tu navegador sabe de ti. Las cookies, las búsquedas guardadas y el historial web pueden apuntar a tus datos personales.

 

Para proteger mejor esa información que puede estar al acecho en tu historial web, asegúrate de eliminar las cookies del navegador y borrar el historial del mismo de forma regular. Es muy sencillo. En los navegadores Chrome, Edge y Firefox basta con pulsar Ctrl+Mayus+Supr para que aparezca una ventana emergente que te permitirá elegir qué elementos de los datos del navegador quieres borrar.

 

Borrar las cookies puede causar problemas en algunos sitios web, ya que puedes perder cualquier personalización que hayas aplicado. Si quieres evitarlo, la mayoría de los navegadores te permiten hacer una lista de sitios web favoritos cuyas cookies no se desecharán.

 

6. Protege tu privacidad en las redes sociales

 

Las redes sociales animan a compartir pensamientos y fotos personales, y es muy fácil acabar compartiendo demasiado. Para evitar problemas, puedes configurar tus cuentas para que tus publicaciones no sean públicas y sobre todo, pensar dos veces antes de publicar información personal. Con cuidado, puedes mantener tu privacidad sin perder el entretenimiento y las conexiones del maravilloso mundo de las redes sociales. 


 

Disfruta de una conexión segura y rápida con los packs de Fibra 1.000 Mb de Adamo. Contrata ya tu pack de fibra y llévate el mejor Internet al mejor precio. Busca tu cobertura de fibra en nuestra web e infórmate de las tarifas

22-03-2021