1. Representantes de la empresa Adamo mantienen una reunión de trabajo con la Consejería donde exponen los logros desde el comienzo de su despliegue habiendo superado los objetivos de inversión inicial y el número de viviendas planteadas.
  2. El operador seguirá trabajando en el despliegue con la intención de llevar la fibra óptica hasta la última casa del último pueblo de Cantabria. 
  3. La compañía presenta al consejero de Industria, Javier López Marcano, los progresos realizados y las previsiones para los dos próximos ejercicios.


Santander, 11 de noviembre de 2021. Adamo ha conseguido desplegar su red de fibra óptica en Cantabria en más de 218.000 domicilios a lo largo de los últimos cuatro años, superando los 200.000 planteados inicialmente. Apoyándose en una inversión privada de 61 millones de euros, muy por encima de los 40 millones previstos y habiendo creado en ese tiempo unos 900 puestos de trabajo -sumando 300 empleos directos y 600 indirectos-, la compañía de telecomunicaciones ya se encuentra presente en 83 municipios y en 503 localidades. Teniendo en cuenta estas cifras, se trata de la comunidad autónoma en la que Adamo más se ha desarrollado considerando que al inicio del proyecto era la que tenía una conexión de fibra óptica más deficitaria fuera de los grandes núcleos.

 

fibra óptica de Adamo en Cantabria

 

Municipios disgregados


Este despliegue está resultando técnicamente complejo y costoso, dado que Cantabria cuenta con cientos de núcleos de población dispersos, enmarcados en una orografía ciertamente complicada para instalar el cable de fibra óptica. No en vano, gracias a los convenios que habilitan a utilizar en algunos casos la infraestructura existente y al empleo de partners locales con un gran conocimiento de la geografía cántabra, el despliegue puede ejecutarse con cierta celeridad a pesar de la citada dispersión. En este sentido, cabe recordar que Adamo se centra, sobre todo, en municipios pequeños y medianos, así como en ciudades de menor tamaño. De hecho, se ha convertido en el operador de referencia en el ámbito rural cántabro habiendo llegado a localidades que cuentan con tan solo 3 casas.

 


Presentación del plan al consejero de Industria


Así se lo hicieron saber ayer Xavier Viladegut, responsable nacional de Despliegue y cofundador de la compañía, y David Llano, responsable de Adamo en Cantabria, al Consejero de Industria, Turismo, Innovación, Transporte y Comercio del Gobierno de Cantabria, Javier López Marcano, así como al director general de Transportes y Comunicaciones, Felipe Piña. Además de explicarles los progresos efectuados, también les comunicaron los trabajos que están por realizarse.

 

El consejero ha destacado que “se van cumpliendo los hitos” del proyecto ‘Conecta Cantabria’, cuyo objetivo es llevar el servicio de Internet de alta velocidad a todos y cada uno de los territorios de la comunidad autónoma, incluso a las zonas más remotas y de mayor dificultad por su orografía. 

 

Javier López Marcano ha remarcado que este despliegue es fundamental para garantizar la igualdad de oportunidades, para luchar contra la despoblación del medio rural y para crear oportunidades que fomenten la creación de nuevas empresas, generen empleo y riqueza y atraigan talento a nuestro territorio. 

 

Presencia de Adamo en municipios cántabros


De este modo, el desarrollo continúa, ya que Adamo tiene previsto instalar Internet de alta velocidad en otros municipios de la región sumando a los hitos del despliegue en Liébana o Los valles Pasiegos otros durante el próximo año como Polaciones, Soba o Miera entre otros donde son conscientes de la alta demanda. 

 

La señal más rápida del mercado 


Además, no es cualquier conexión, sino la fibra óptica más rápida que se encuentra disponible hoy en día en el mercado (1.000 MB), la que ofrece la compañía. Esa velocidad de conexión permite satisfacer la enorme demanda existente en los entornos rurales, que unido a la calidad de vida que éstos ofrecen, permita convertirlos en lugares atractivos para vivir permitiendo a sus habitantes teletrabajar con garantías, mantener videoconferencias sin cortes, estar más cerca de los familiares y amigos que viven lejos, pasar citas médicas por videollamada, comprar a través de Internet, tener la posibilidad de acceder a educación de forma remota, ver series o disfrutar de videojuegos on line, entre otras opciones.