Aunque depende de las tareas (videollamadas, mandar correos, etc.) y del número de usuarios conectados, lo ideal es la máxima potencia: 1.000 Mb.

El teletrabajo no es sólo una modalidad laboral plenamente asentada por circunstancias de sobra conocidas, sino que, al decir de los expertos, es el futuro del mercado de empleo. Como consecuencia, ya desde el primer confinamiento que trajo el coronavirus, la calidad de la conexión a Internet fue puesta a prueba en muchos hogares. En parte de ellos, la respuesta del servicio fue positiva, puesto que contaban con los gigas suficientes; en otros, en cambio, la intensidad de señal fue deficitaria y los usuarios sufrieron interrupciones, lentitud al subir o descargar archivos, pérdida de conexión, etc. Tanto estos últimos como, en general, millones de empleados y autónomos se plantearon entonces una cuestión evidente: ¿qué velocidad de fibra óptica es necesaria para teletrabajar? Aquí te lo desvelamos.

 

 

Tipo de teletrabajo

 

La primera clave para determinar la velocidad de la fibra necesaria para el teletrabajo se refiere a las tareas que ejecutas por tu ocupación profesional. Así, por ejemplo, sólo navegar por Internet requiere poca potencia, mantener videollamadas de calidad exige un peldaño más y manejar archivos pesados (de subida y/o de bajada) demanda todavía mayor velocidad de conexión.

 

Número de usuarios conectados

 

Otro de los aspectos fundamentales, más allá de la profesión de cada cual, tiene que ver con las personas conectadas en cada domicilio. Si vives y trabajas solo, la fibra óptica que necesitas es menor. Pero, si convives en familia o con compañeros (dos, tres o más individuos), el panorama cambia radicalmente. Si uno de ellos está haciendo una videollamada, otro viendo una serie on line y el tercero disfrutando de un videojuego en remoto, cuanto mayor sea la potencia instalada, mejor.

 

¿Qué velocidad de fibra óptica necesitas para teletrabajar?

 

De forma genérica, sin perder de vista que cada trabajo es un mundo, si sólo mandas correos y entras en webs, te bastará con una conexión de baja intensidad (por ejemplo, de 100 MB). Si añades videollamadas con una conexión de calidad o la subida y/o descarga de archivos pesados, puede convenirte una cifra de 600 MB. No obstante, cabe insistir, si hay más personas conectadas en el hogar (sea también teletrabajando, viendo películas o jugando on line, entre otras opciones), la potencia más recomendable es la máxima: los 1.000 MB que ofrece Adamo Business.

 

La fibra óptica más veloz al mejor precio

 

Precisamente para facilitar el trabajo desde casa, entre otras actividades, Adamo pone a disposición de los negocios, de las pymes y de los autónomos un completo servicio con la ya citada fibra óptica más rápida (1.000 Mbps), siendo ésta simétrica y ofreciendo las tarifas más competitivas del mercado. A aquél se unen las garantías que proporcionan hasta 10.000 kilómetros de red propia y las ventajas de tener el primer mes de cuota gratis para disponer de Internet de alta velocidad al contratar pack de móvil y fibra.

 

En Adamo Business te proporcionamos el servicio de fibra óptica para empresas y el soporte técnico que tu negocio necesita: rápido, especializado y seguro. Encuentra más información para AutónomosPymes y Grandes Empresas. Para cualquier duda, llámanos gratis al 900 65 16 40 y te ayudaremos. 

Por Adamo Business

Soporte local a tu alcance

Te daremos una introducción a la solución perfecta que se adapta a tu negocio. ¡Comienza tu viaje hacia un crecimiento sin miedo!

¡Te llamamos gratis!

900 651 640