Llámanos gratis
chevron_leftVolver

La semana pasada se desató la batalla más épica de la historia del gaming en la vida real. Apple y Epic Games, los creadores de Fortnite, se han enzarzado en una guerra que está dejando importantes consecuencias. Repasamos el origen del conflicto y vemos su evolución.

El origen de la guerra

Todo comenzó cuando el pasado 14 de agosto Epic Games bajó el precio de los pavos de Fortnite la semana pasada. Los creadores de videojuegos permitieron la compra directa de las monedas virtuales a través de un sistema de pago propio, sin pasar por la App Store y esquivando los controles de Apple. El gigante estadounidense obliga a los desarrolladores de juegos a pagar un 30% de sus ingresos por ventas. La polémica se desató debido a que la medida de Epic Games esquivaba esta obligación. 

La empresa tecnológica reaccionó de manera contundente. Borraron rápidamente Fortnite de la App Store y Epic Games recurrió a la justicia. Presentó una demanda contra Apple denunciando sus prácticas anticompetitivas, además de movilizarse y buscar los apoyos de otras grandes empresas en esta batalla que acababa de desatarse. Lanzaron una campaña de marketing para desacreditar a Apple y denunciar mediante la parodia su monopolio e influencia. Baneado también en el Play Store, los creadores de Fortnite demandaron también a Google. Desde entonces la tensión no ha hecho más que aumentar.

Las consecuencias del enfrentamiento

Esta guerra de titanes no solo afectará directamente a los implicados sino que también podría tener consecuencias para otros juegos de iOS y Mac, en particular todos los que utilizan el motor Unreal Engine, propiedad de Epic.

En respuesta a la demanda legal de Epic, Apple se plantea expulsar completamente a Epic Games de todas sus plataformas y cerrar sus cuentas de desarrollador, por lo que no podrá lanzar más apps. Esta decisión de Apple utilizará el juego incluso para los jugadores que ya lo tengan instalado. De ser efectiva, afectará a otro juego que tiene Epic en la plataforma de Apple, Battle Breakers. El próximo día 28 de agosto la compañía hará efectiva su decisión. En este tiempo ha dado la posibilidad a Epic Games de aceptar las condiciones impuestas y remediar la situación.

La respuesta de los fans

Tras la eliminación del Fortnite de la App Store, se ha disparado la venta de iPhones que tienen instalado el videojuego. Sus seguidores están dispuestos a pagar elevadas cantidades por conseguir un dispositivo donde poder seguir jugando a su videojuego favorito. Los usuarios que pudieron instalar el juego antes de que desapareciera de las plataformas de apps han visto una oportunidad de negocio y están vendiendo sus móviles a precios desorbitados en portales como eBay.

Ni siquiera son los últimos modelos, pero eso no impide que pidan cantidades que suben hasta los 10.000 dólares. 

Habrá que esperar al viernes 28 para ver cómo se resuelve este conflicto entre titanes.

¿Quieres conectarte a la fibra óptica más rápida? Busca tu cobertura de fibra en nuestra web e infórmate de las tarifas.

21-08-2020

phone

¿Conectamos? Clica aquí y te llamamos